Seguidores

jueves, 20 de enero de 2011


Cuantas veces me he caído a lo largo de esta vida
y he aprendido a levantarme en esa eterna caída,
que las penas no se olvidan ni con porros ni bebidas,
Game Over puedes jugar bien y perder la partida,
por arriesgarte ni te imaginas los colegas que llegan a traicionarte,
cuantas preguntas más solo debes solucionarte,cuantas penas llegaran a ahogarte, cuantas bellas damas consiguieron conquistarte.
 Cuando algo no sea justo no puedes guardar silencio,
tu sabes que algo falta para llenar el vacío
debes seguir bien firme en linea recta ese camino
jamas debes hundirte lucha y sigue pero erguido.
 Cuando todo salga mal esperate no corre prisa,
siempre al mirar tu foto se me nublaba la vista,
{pesimista he sido siempre y creo que seguiré siendo
porque todo me va igual} y en recuerdos te sigo viendo.
 No fue buena tu intención no pude olvidar tu traición,
porque murió, se rompió y dejo de latir mi corazón,
me encerraste en tu prisión sin previa justificación
¿por qué te fuiste? te pregunto sin darme una explicación.
Gracias a ello me convertí en un niñado desconfiado,
porque la vida da palos solo debes aceptarlos,
en mis ojos solo queda ya odio y un puro rencor,
porque no sabes el dolor que se siente al perderlo todo.
 Me encerré en la habitación y en un rincón me pusé a llorar
"dime de qué coño sirve si tu ya no estás"
quiero borrar de mi mente todos los momentos malos,
quiero seguir siendo fuerte aquel niño desconsolado,
pero aun te veo reflejada en aquel oscuro cristal,
recordando aquellos dias juntos en ese portal,
en el que rozaba tus labios ese tiempo era genial
recuerdo que quería estar junto a ti hasta el final.
 Son cosas de la vida, son cosas de tu historia,
cosas del día a día hay penas pero también glorias,
dias en los que vuelas dias que te caes en fosas,
en el jardín plantado hay mala hierba y también rosas
 Un día más todo se nubla ya no hay ganas de vivir,
no hay nada por lo que seguir no hay nada que haga sonreir,
y es que al final uno acaba hasta conviviendo con sus penas,
uno acaba solo con ganas de cortarse las venas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario